jueves, 2 de enero de 2014

LA FUERZA DE LOS DECRETOS


Creo que casi todos conocemos los decretos, es en parte, una "rama" de la Ley de Atracción. Un decreto es una afirmación cuyo contenido encierra una petición como si estuviese concedida... he ahí el "quid" de la cuestión: la seguridad.

Ya hemos hablado en otras ocasiones del "Yo Soy" para mí la afirmación más poderosa, pero hay muchas otras "predefinidas", aunque mi consejo es que construyáis lo que os salga del alma, un decreto más personal y propio (nunca me han gustado las cosas "de serie")

Muy importante a tener en cuenta para decretar y afirmar correctamente:

- Tomar conciencia del Universo y de Dios (o de La Energía, si prefieres llamarlo así)
- Formular siempre en tiempo verbal presente
- Convencerse de que tu petición está ya concedida, es muy importante eliminar el miedo o conseguiremos el efecto contrario
- Agradecer a Dios por lo concedido.



Aprovechando que estrenamos año, voy a hacer un decreto a modo de ejemplo que todos podemos repetir:


"Dios y los Ángeles bendicen a los lectores de este blog. El 2014 nos trae bendiciones y todo es perfecto, armónico y abundante en nuestras vidas. Yo Soy el Poder y la Presencia de Dios. Así es y así será. Gracias Padre por el amor concedido y porque siempre me oyes"






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?