martes, 25 de febrero de 2014

EL TAROT Y LA PSICOLOGÍA



¡Hola amigos!

Una vez más, quiero abordar un tema de casi reflexión personal en el blog, en vez de comentar tiradas y diferentes mancias, quiero profundizar en un tema que muchas veces causa susceptibilidades en los consultantes: el uso conjunto del tarot y la psicología.

Después de años de consultas de tarot he llegado a la conclusión de que hay muchos tipos de consultantes, pero hay dos clases a las que no les doy el servicio que realmente necesitan:

1.- Los que realmente lo que buscan es un punto de vista externo y un consejo y no una consulta de tarot; aunque realmente no sean conscientes de ello.

2.- Los que necesitan es un punto de vista externo y un consejo pero lo que buscan es una consulta de tarot en la que se les confirme que todos sus deseos/caprichos/obsesiones.





Durante un tiempo, le he dado muchas vueltas al asunto: me parecía una idea genial el poder trabajar con algún profesional de la psicología o del psicoanálisis para poder unir los dos trabajos de manera efectiva a la hora de "encaminar" correctamente al consultante. Pensé incluso en hacerlo online, con una página web que le diese un enfoque diferente al tarot... más interior y con mensajes de autoconocimiento y evolución personal que de "saber si va a volver fulanito".

Como soy un "culo inquieto" siempre me gusta tener alguna idea o proyecto nuevo en "la recámara" para ir perfeccionando y cuando llegue el momento, poder llevarlo a cabo. Sin embargo... nunca acabo de ver el momento, así que hace un tiempo me senté en la silla de "pensar-estrellita" y me di cuenta del por qué... ¿Por qué nunca acabo de ver factible este tipo de consultoría? Porque los consultantes que podrían usar estos servicios se lo toman como ofensa (los del tipo 1) y/o no les sirve para sus propósitos (los del tipo 2)



Me da mucha pena que un proyecto que podría renovar los aires de la imagen del mundo del tarot y ser de utilidad a mucha gente se tenga que quedar en el tintero por no herir susceptibilidades o por obsesiones de ciertas personas, pero por ahora, la verdad... no le veo mucha viabilidad.

Un abrazo a todos y gracias por leerme una vez más!

3 comentarios:

  1. Hola! Pues a mi me parece genial tu idea, sin duda sería una gran usuaria de eso que planteas (sé muy poco de tarot y que he caído en esto por casualidad y además estoy espantada de lo que encuentro).

    Probablemente no de respuesta a esos dos perfiles que tienes identificados, pero imagino que hay otras personas a las que alguna vez una lectura de cartas les arroja algo de luz sobre algo que modificar para conseguir un objetivo (algo como... puede darse pero tu tienes que moverte) y que se ven con esa información y con el bloqueo de no saber cómo moverse y ahí podría entrar un psicólogo claramente, no?

    No sé... ahora me sale la 'deformación profesional' y me lanzo a hacerte una observación que espero no te moleste por si quieres tenerla en cuenta: En esto de los negocios y su sostenibilidad he aprendido algo ¡tu cliente no puede ser el mundo en general! y si quieres contentar a todas pues puede que pierdas la posibilidad de hacer eso que quieres hacer y trabajar con la gente con la que quieres trabajar, no?. Es una buena forma introducir un cambio en el modelo de negocio para segmentar clientes. Cuando se 'vende' esencia, se atrae a pares y todo fluye más fácil.

    Me gusta tu idea ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! No sabes lo que agradezco tus comentarios!
      Efectivamente tienes toda la razón en lo que respecta a la imposibilidad de contentar a todo el mundo y abarcar todos los clientes, mi miedo en realidad es que no exista ese sector... es decir, que no es sólo que no guste a todo el mundo sino que no guste a nadie jejeje
      De todas formas me has dado muchos ánimos!
      Gracias de nuevo!

      Eliminar
  2. Gracias a ti por compartir tus reflexiones :)

    Entiendo el miedo. Puede que puedas salvarlo pensando en que para poner en marcha tu idea tienes opciones con poco riesgo. Nadie como tú conoce a tus clientes actuales, tras analizarlos puedes tener dos caminos:

    1.- Si la mayoría tienen el perfil que comentas en el post (da igual tipo 1 o 2) puedes seguir haciendo aquí lo que haces y abrir el otro proyecto con otro enfoque. El tiempo dirá con cuál te quedas o si las dos tienen sentido.
    2.- Si están ahí-ahí y hay una posibilidad de que no te cargues el trabajo que tienes hecho hasta ahora, por lo que comentas de herir susceptibilidades, pues puedes abrir una línea aquí e ir probando.

    Y ahora opino... si analizas desde el punto de vista de la viabilidad probablemente tengas más posibilidades con la primera opción. Abriendo otro proyecto, con otro enfoque, probablemente llegues a otras personas mientras mantienes este dando respuesta a lo que ahora se pide. A ver, espero no herir susceptibilidades yo ahora (ups) pero cada uno vamos a un sitio buscando una cosa. Y como te decía no sé nada de esto, pero intuyo que aquí se vienen buscando soluciones (+/- posibles, +/- reales) y respuestas rápidas. El otro camino que planteas es para personas que buscan crecimiento personal que es un tema más lento y cubre otro tipo de necesidades; que probablemente son más reales, pero no nacen de los momentos de angustia y no veo a mucha gente pidiéndolo por estos círculos.

    Para llegar a otro público usando la opción de abrir otro proyecto y probar en paralelo tienes dos ventajas: la primera es que te vas a asociar con alguien que tiene unos clientes diferentes y otros canales para llegar a ellos (por tanto ya es más lo que tengáis de partida individualmente), la segunda es que puedes difundir este proyecto en otros espacios, redes y canales (más pegados al crecimiento personal y menos al mundo del esoterismo).

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?