viernes, 7 de febrero de 2014

ENGANCHADOS AL TAROT



Este artículo es una gran aportación de Tarot Selena, fruto de su experiencia y gran conocimiento del tarot y su entorno; podéis conocerla mejor y encontrar su contacto para consultarla PINCHANDO AQUÍ



Es una pena ver como hay personas que comienzan consultando a un tarotista, puede ser para saber si volverá con su antigua pareja, o para saber su futuro en general y acaban consultando sin parar, compulsivamente, a unos tarotistas y a otros, videntes, médiums etc y gastándose grandes sumas de dinero, un acto que equivale a una adicción.


QUE ES UNA ADICCIÓN? Una adicción (del latín addictĭo) es una enfermedad física y emocional. Es una dependencia o necesidad hacia una actividad o relación causada principalmente por la satisfacción que esta causa a la persona. (codependencia). El adicto no controla su adicción sino que vive en función de su dependencia: éste es el eje y el condicionante de toda su rutina, si trata de salir repentinamente de esta rutina, se ve afectado por problemas de ansiedad y por lo general vuelve a caer en el consumo de su adicción.



EL TAROT CREA ADICCIÓN? El Tarot no crea adicción las que se enganchan son las personas, o sea son personas que ya son propensas con obsesionarse y engancharse a determinadas situaciones. Por ejemplo hay mucha gente que juega y no son adictos, o hay mucha gente que mira el Internet y no se obsesionan con el. O hay adictos a la televisión. Es mala la TV?  Hay muchas personas que consultan al tarot y no se obsesionan, todo es bueno si se hace moderadamente, y si se hace solo cuando es necesario, no como una costumbre.



PORQUE HAY PERSONAS QUE SE OBSESIONAN CON QUE LES MIREN EL FUTURO?

Porque son personas inseguras, que no saben tomar decisiones por si mismas, y quieren preguntarle cualquier cosa al Tarot, hoy me enviara este chico un wasap?  Que hizo mi ex novia el fin de semana pasado? Y sobre todo las obsesiones sobre si volverá una ex pareja que te ha dejado. Quieren saber todo antes de que pase se piensan que así podrán controlar su vida, no quieren que les digan el futuro si no lo que ha ellos les gustaría que pasara, no quieren oir la verdad, si no sus deseos. Y cuando les dices lo que ves, que hay muy pocas posibilidades de que esto pase, que el o ella ya tienen pareja y están muy felices, que posiblemente tienen destinos diferentes, pues se enfadan, se ponen agresivos y optan con llamar a otro tarotista para que les diga “su verdad”.



Perfil de manciodependientes:

- Con frecuencia plantean sus consultas como cuestiones de vida o muerte, llegando a presentarse en los gabinetes sin cita previa.

- Mayoritariamente son mujeres; amas de casa con mucho tiempo libre que no han de justificar aunque también hay hombres.

- Las edades varían ostensiblemente, pero predominan las personas de entre 30 y 50 años.

- Son individuos de carácter extremadamente inseguro, y presentan graves alteraciones emocionales.

- Muchos adoptan una especie de rito, acudiendo a la consulta el mismo día de la semana, con la misma vestimenta, a igual hora, etc.

- Son muy supersticiosos, y achacan a causas esotéricas toda desventura o contrariedad en su vida.

- En el 99 % de los casos, la familia desconoce su actividad y adicción esotérica.

- De reacciones agresivas, no toleran ser contrariados.

- Acostumbran a manifestar problemas de comunicación en su entorno familiar, laboral, sentimental, etc.

- Se trata de sujetos extremadamente sugestionables.

- Consultan al mántico cualquier cosa, por insignificante que sea, intentando condicionar el pronóstico.

- Acostumbran consultar al vidente una media de, al menos, una vez por semana.






ES MALO CONSULTAR EL TAROT? Aclarar que consultar el Tarot no es malo, te puede ayudar mucho, orientar, aconsejar, que hay que hacer o que es mejor cuando estamos en un momento difícil de nuestra vida, en el que tenemos que tomar decisiones importantes. Pero siempre lo tenemos que tomar como una guía, un oráculo que nos aconseja, las decisiones las debemos tomar nosotros. Todo debe hacerse de una manera moderada y con equilibrio. A lo que me refiero es que si el Tarot se utiliza con cabeza, de una manera inteligente, solo en determinados momentos, solo cuando es necesario y para cosas importantes, puede ser de mucha ayuda.



RECOMENDACIONES:

No consultar muy seguido para la misma pregunta: el Tarot te dirá lo mismo y te gastaras inútilmente el dinero. (esperar unos 3 meses para volver a preguntar)



Consulta solo para cosas importantes, en las que debas tomar decisiones y cuando no sepas que hacer.

No cambiar constantemente de tarotista, si una persona nos ha tratado bien, y nos ha acertado y aconsejado bien, es mejor seguir confiando en la misma.



No esperes que te digan lo que quieres oir, pregúntate si quieres saber la verdad sea bueno o malo.



Tómatelo todo como un consejo, una orientación, las decisiones las deberás tomar tu, el tarot no te va a solucionar la vida.



Si notas que tienes una necesidad de consultar continuamente y te estas gastando una gran suma de dinero, replantéate que te esta pasando, deja de consultar será mejor para ti y piensa que tu haces tu destino no el Tarot.



Espero estos consejos os sirvan de ayuda, un abrazo. Tarot Selena.



http://tarotselena.blogspot.com.es/









3 comentarios:

  1. Hola. Yo fui adicta al Tarot y me gustaría plasmar mi experiencia por si puede servir a alguien que se encuentre en esta circunstancia. Hace unos cinco años y tras sufrir una catarsis en mi vida sentimental, me enganché a las líneas de Tarot.
    Tenía temporadas en las que me alejaba y procuraba tomar el control de mi vida, pero terminaba volviendo a caer en alguna duda "razonable" que me hacía volver a llamar.
    Salí de aquello yo sola sin la ayuda de ningún terapeuta, porque pensé que podía y debía hacerlo así. Pasé el "mono" como cuando dejas de fumar, y os aseguro que es cuestión de unas tres semanas. Dejarlo es cuestión de tomar la decisión de hacerlo. Para conseguirlo, la primera conclusión a la que llegué, sin machacarme, fue que aquella situación sentimental había provocado en mi tal frustración, que mi propia vida se me fue de las manos. No importa el dinero gastado, ni lo idiota que te sientes cuando vuelves a llamar. Ni siquiera importa todo lo que hayas dicho, escuchado o pensado mientras que lo hacías.
    Las adicciones son solo la respuesta a la pérdida del control de tu vida y de tus emociones, sea por lo que sea, y enfrentarlas significa volver a tomar el control que habías perdido.
    Como bien dice la persona que hace el comentario de arriba, el Tarot es una buena herramienta si se usa con moderación y lo consultan personas de ambos sexos y de todas las clases sociales y culturales... abogados, estadistas, políticos, amas de casa, etc.
    Reflexiona sobre sobre lo que te pasó en aquel momento en el que cogiste el teléfono y comenzaste a llamar, en mi caso fue una pérdida total y absoluta de mi autoestima y la soledad. Afrontar la raíz de lo que me llevó al Tarot, hizo que me resultara relativamente fácil salir. Dejé de sentirme una víctima de la vida y acepté que la vida misma es una escuela para evolucionar. De hecho, sucumbir y salir de esta adicción, me ayudó a dejar mi otra adicción, el tabaco.
    Dejé de fumar al poco tiempo de dejar de llamar. Comencé a generar energía positiva a mi alrededor, de manera que me resultaba cada vez más fácil apartar de mi vida todo aquello me impedía evolucionar.
    Las secuelas que me dejó aquello fueron unas tarjetas de crédito que ya he terminado de pagar y nada más.
    No le des más importancia de la que realmente tiene.
    Para salir, lo más importante es afrontar tu verdadero problema que no es el Tarot... sino tu propia frustración ante la vida. Toma la decisión de coger las riendas de tu vida y las líneas de tarot desaparecerán sin pena ni gloria. Lo primero que afrontes en tu vida sin necesidad de llamar, te dará fuerzas para enfrentar la siguiente... pasito a pasito... sin más... y sin grandes secuelas.
    Es muy importante no sentir vergüenza. No debemos machacarnos pensando que si caímos en esto es porque somos débiles... no es eso... somos humanos y durante un tiempo perdimos el control.
    Todos tenemos esqueletos en el armario, complejos y miedos, cada cual tiene los suyos... y os aseguro que nadie está libre de perder el control en algún momento de la vida.
    No demonices lo que te pasa... te pasa sin más... No has matado a nadie.. no te has tomado un montón de pastillas... simplemente, has pasado horas y horas hablando con extraños, contándoles tu vida, tus miedos y complejos y te han sacado mucha pasta... pero eso se acabó.. y se acabó porque tú lo decides, al igual que cuando comenzaste, decidiste huir... acepta esa responsabilidad. Acepta que hablar y hablar... buscar y buscar... te proporcionaba un placebo que ya no te sirve... y no te castigues inútilmente por ello... de verdad. Yo lo conseguí... y hoy, cuando lo pienso... solo veo un aprendizaje... el conocimiento de mis propias miserias y la aceptación de ser un ser humano como cualquier otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increible lección nos has dado. Muchísimas gracias por compartir. Estoy segura de que ayudarás a bastantes personas con tu experiencia.

      Eliminar
  2. Me ha ayudado mucho. Gracias por la generosidad de este testimonio.

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?