jueves, 31 de julio de 2014

LA MEDITACIÓN: UNA PRÁCTICA FÁCIL Y ÚTIL PARA TODO EL MUNDO



A menudo cuando se habla de la meditación y sus múltiples beneficios, pensamos en gurús, yoguis o pesonas con un alto grado de práctica y nivel espiritual. Pues tengo una buena noticia y una mala:

La mala: se te acabaron las excusas para no practicar la meditación diariamente
La buena: tú (sí tú) puedes llegar a conseguir cosas que ni siquiera habías imaginado sin moverte de tu casa si hoy mismo empiezas a ejercitar tu músculo más importante con ejercicios de meditación.

No voy a diseñaros un programa de prácticas ni ejercicios (fácilmente localizable en google para todos vosotros) porque sería una pérdida de tiempo y porque, en cierta manera, no creo en pautas establecidas para todo lo que tenga que ver con el mundo espiritual.

Lo que sí me gustaría es enfocaros en tres puntos importantes que debéis tener en consideración al empezar con la meditación:

- Controlar la respiración
- No tener el estómago demasiado lleno
- Utilizar siempre una postura cómoda (la postura del árbol de yoga será contraproducente si no te sientes totalmente cómoda y relajado con ella, por muy avanzada o "chic" que sea)

Es importante también que la meditación se compagine con el ejercicio físico en la medida de lo posible, es decir, si llevas una vida sedentaria, intenta ir intensificando tus ejercicios al tiempo que tu meditación.

¿Qué beneficios puedo obtener? Pues desde reducir la presión arterial hasta mejores digestiones, pasando por una mejor absorción de los nutrientes de la comida o una reducción de posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas. Ésto sólo a nivel físico... qué decir de la reducción de estrés, mejor enfoque de las circunstancias y soluciones de tu vida, claridad y rapidez de pensamiento y eliminación de la ira, malos recuerdos y "traumas enquistados"

¿Nos animamos, no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?