viernes, 15 de noviembre de 2013

¿POR QUÉ FALLAMOS L@S TAROTISTAS?

En ocasiones los tarotistas nos preguntamos algo enfadados, molestos con nosotros mismos, por qué motivo no se dió la predicción que dimos. Para mi es algo especialmente importante ya que como tarotista, debería evitar estos fallos siempre para dar el mejor servicio a mis consultantes. Por suerte, por lo menos en mi caso, es algo que pocas veces ocurre pero evidentemente no somos máquinas y en ocasiones sí, fallamos.



 Bien, vamos a estudiar por qué se producen estos fallos. ¿Es la baraja mal utilizada? ¿es una carta que no está donde debe?¿es un arcano que no hemos sabido interpretar? ¿es una pregunta mal realizada? Tras estudiar estas y muchas otras preguntas cada vez que algo no se ha dado exactamente como he dicho a mi consultante, he llegado a la conclusión de que son varios factores los que desescadenan el error, pero se pueden resumir en uno: FALTA DE ENFOQUE, lo que nos lleva a un fallo de interpretación. Esto puede deberse a diversos factores: falta de tiempo para realizar la tirada con la dedicación necesaria para dar una buena interpretación, lo que lleva a no preguntar cuando estamos en la cúspide de la concentración y conexión con consultante y mazo, a hacer el reparto de las cartas deprisa, sin dedicar la suficienta energía y fuerza mental a ello, sin tener una correcta conexión empática con la situación, no haber dedicado tiempo a crear un nexo bueno y proactivo con el consultante, en resumen, falta de elementos indispensables que nos guiarán después a través de la lectura para que ésta sea fidedigna y certera.

 ¿Cómo podemos evitar estos errores? evidentemente fallar, lleva al consultante a desconfiar de nosotros y esto es algo que nos desmoraliza. Para evitarlo, voy a ofrecer tres consejos clave para realizar una buena sesión de tarot:
1. Tomarnos el tiempo necesario. No importa si tus sesiones son de 1 hora, toma si es necesario media hora más previsamente para preparte.
2. Habla con tu consultante, crea un clima de confianza para poder saber qué le inquieta, poder conocer el contexto del problema a tratar. NO HABLAMOS DE SACAR INFORMACIÓN AL CONSULTANTE, hemos de ser muy cuidadosos con esto, sino de saber qué circunstancias tiene para poder aplicar de forma óptima la lectura a su situación.
 3. Concéntrate. Existen técnicas fantásticas y sencillas que te permitirán conectar contigo mismo, con tu mazo, de modo que la energía fluya a través de ambos en uno solo. Baraja y coloca los arcanos pensando exclusivamente en el tema que preocupa a tu consultante, no tengas despistes. Si notas que otro tema ocupa tu mente, deja el mazo a un lado y vuelve a relajarte.



Este artículo es una aportación de Alma Zen Tarot, que muy generosamente comparte sus conocimientos y experiencias con nosotros. Puedes conocerla mejor en su facebook PINCHANDO AQUÍ.

1 comentario:

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?