miércoles, 23 de abril de 2014

¿QUÉ ES EL AMOR?


Según la Real Academia de la Lengua Española, el AMOR es esto:



Me van a perdonar los señores de la RAE (a los que reconozco el mérito de haber intentado definir algo tan grandioso) pero yo no estoy de acuerdo.

Gracias a Dios, todos tenemos en la boca esta palabra muy a menudo: pensamos en padres, hermanos, pareja, amigos... los queremos con toda nuestra alma y corazón y daríamos lo que fuera preciso por ellos, es un sentimiento precioso que nos aporta lo mejor que nos va a tocar vivir en este corto paso que es la vida terrenal.

Pero yo quiero ir un paso más allá, quiero "agrandar" este significado hasta límites que en nuestra vida diaria no nos planteamos. El AMOR, así con mayúsculas, no es sólo un sentimiento, el amor debería ser el TODO que llenase cada uno de nuestros días, minutos, actos y palabras. Mi reflexión de hoy es un ejercicio de "desaprendizaje", de intentar aplicar "el bien" para conseguir "el mejor".



Para mí, en esta concepción, el AMOR se puede poner en casi todo y lo es casi todo: desde un paseo al sol hasta una charla con un compañero de trabajo; desde una sonrisa hasta una caricia a un perro que pasa por la calle. Deberíamos poner "amor de este" en cada pensamiento... porque en mi concepto no tiene cabida el miedo ni la angustia, la soledad o el egoísmo, las cabilaciones ni las dudas; y todo lo podemos hacer desde el prisma del bien.

¿Pero por qué no vivimos así si realmente es la mejor forma de hacerlo? ¿Por qué se nos escapan las pequeñas-grandes cosas de la vida? Esto me daría para otro extenso artículo... porque es la forma en la que está creada nuestra sociedad: el trabajo, el dinero, la posición social... con esto no quiero decir que todos seamos usureros que anteponemos lo material a lo espiritual, pero este ritmo de vida casi te obliga, te priva del bien más preciado que Dios nos ha dado: el VIVIR realmente.

Sería un lujo poder disfrutar algún día de una existencia en el AMOR, ¿verdad? Yo personalmente, creo que algún día todos lo haremos, ¿dónde? Para saber eso nos va a tocar esperar...

martes, 15 de abril de 2014

¿HAY ESPERANZA PARA EL GÉNERO HUMANO O ESTÁ TODO PERDIDO?



Bueno, ahí os va mi reflexión de hoy: ¿Debemos seguir creyendo en el género humano?

Debo reconocer que mi respuesta a esta complicada pregunta fluctúa al mismo ritmo que mi estado de ánimo o mi grado de optimismo. Sin embargo, no sé si es porque últimamente estoy un poco “plof”, pero mi fe en las personas se está deshinchando a ritmos acelerados.

Mentiras, robos, asesinatos, infidelidades… en definitiva: el mal, maldad pura y dura gratuita o no. La maldad gratuita la disfrazamos de enfermedad mental y la otra la acabamos justificando o comprendiendo ¿Por qué? Porque en el fondo todos llevamos dentro el germen egoísta tan propio de nuestro género.

Desmoraliza ver las noticias, hablar con compañeros y cualquier cosa que signifique abrir los ojos a la situación de la raza humana. Pero luego otros días ves voluntarios en ONG’s, gente que regala abrazos, personas que movidas por una causa justa se sacrifican por el bien común… y dices “Parece que la cosa está igualada ¡Aún queda esperanza para el género humano!”

Vamos, que hay gente buena y gente mala… ¡Qué novedad! Eso lo sabemos casi desde principios de la conciencia. En este punto es dónde quiero ir un paso más allá y profundizar en muchas buenas intenciones que al final no son tal (o sí lo son pero se desvirtúan): políticos que acaban corrompiéndose, movimientos desinteresados que acaban enfrentándose entre ellos…

¿Quién no ha visto guerras en internet entre posturas políticas enfrentadas? Todos queremos cambiar el sistema, todos somos muy buenos, dignos y solidarios… defendemos el derecho a la vida o la erradicación de la pena de muerte, me da igual pero… ¡Ay como se nos cruce otro en el camino que no piensa como nosotros! Rápidamente sacamos el armamento y amenazamos con ponerle una bomba en su casa. Y nos sentimos a gusto, igual de buenos, porque estamos luchando por nuestros ideales… juzgamos negativamente a los demás por lo que nosotros mismos hacemos; pero claro: ellos son buenos y nosotros malos, nuestros ataques e insultos están totalmente justificados. Todos queremos cambiar el mundo y nos entretenemos discutiendo los pormenores mientras los políticos de la cúpula se ríen de nosotros fumando puros en sus cómodos sillones.


Dentro de nuestras empresas nos quejamos de que no se respetan nuestros derechos, que se nos trata injustamente, que los jefes se aprovechan… pero si uno de ellos viene a darnos una palmadita en la espalda aprovechamos para coger impulso sobre la espalda del compañero y se le pisa con todas las ganas. Pero lo hacemos porque el sistema nos presiona y hay que alimentar a la familia, pagar la hipoteca… ¡Si esos motivos no te justifican nada lo hará! Ala… ya se nos olvidaron esos principios que hace dos minutos estábamos proclamando en la oficina de unidad y el bien común. Mientras, los "grandes señores" del capitalismo están con los políticos del puro que antes mencionaba, haciendo lo mismo.

En nuestras familias y grupos de amigos comentamos lo “malos que son los de fuera” que engañan a sus parejas, los abandonan y se van con otros… ¡Qué poco respeto! Les da igual hacer daño y traicionar. Pero… todo cambia cuando nosotros mismos o un miembro de nuestro grupo conoce a alguien casado porque: “la culpa no es tuya… tú eres libre y no tienes pareja… será que algo falla en su relación” Ya está, otra maldad justificada. ¿Quien se ríe y fuma puros en este caso? No sé, pero seguramente el mismísimo diablo.

En este planeta todos somos estupendos de boquilla, pero cuando nos tocan “lo nuestro” saltamos rompiendo con todo lo que antes decíamos. Ahora me pregunto si, para solucionar esto habrá que ser más desapegado y altruista o sin embargo, la solución a todo esto es vivir cada uno nuestra propia vida libremente sin juzgar, respetando las decisiones ajenas con un punto de comprensión objetiva.

En resumen, que a veces me gustaría ser una jirafa o un mono, porque ellos sí son conscientes que al final lo único que importa en esta vida es posicionarse del lado del bien y del amor.


jueves, 3 de abril de 2014

INTERPRETACIÓN DE TIRADAS ABRIL


¡CERRADO! ABRO NUEVO: MAYO


INSTRUCCIONES

1.- Formular pregunta y barajar
2.- Extender las cartas en la mesa boca a abajo.
3.- Concentrados en la pregunta, escoger tres láminas (todas al derecho, no interpreto al revés)

IMPORTANTE:

1.- No poner más de dos tiradas de cada vez
2.- No hagáis preguntas absurdas o insustanciales...


Idme poniendo aquí el resultado de la siguiente manera:

- Tu género (hombre / mujer).
- Pregunta que has formulado.
- 3 cartas de la tirada.

¡GRACIAS!