martes, 6 de mayo de 2014

TU ANGEL DE LA GUARDA ESTÁ SIEMPRE PARA AYUDARTE


Quiero dedicar el artículo de hoy a una de mis "figuras" favoritas: al Ángel de la Guarda! Muy a menudo se nos olvida su existencia y su presencia... rezamos a Dios, pedimos ayuda y se nos escapa que el mismo Dios nos puso un Ángel a cada uno para cuidar de nosotros.

Si buscáis en internet hay muchísimas técnicas de meditación y comunicación con nuestro Ángel de la guarda, hasta para que nos diga su nombre, pero yo creo que es algo mucho más personal, íntimo y delicado... es como si alguien viene a decirte como hablar con tu propia madre... serían consejos inútiles porque realmente eres tú quien mejor la conoce, no? Pues con el Ángel Custodio pasa lo mismo... déjate llevar, háblale (cuanto más mejor) se consciente de su presencia a tu lado, para ayudarte y hasta salvarte.


Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible, se que te hallas a mi lado, escuchas mis oraciones y cuenta todos mis pasos.

En las sombras de la noche, me defiendes del demonio, tendiendo sobre mi pecho tus alas de nácar y oro.

Ángel de Dios, que yo escuche tu mensaje y que lo siga, que vaya siempre contigo hacia Dios, que me lo envía.

Testigo de lo invisible, presencia del cielo amiga, gracias por tu fiel custodia, gracias por tu compañía.

En presencia de los Ángeles, suba al cielo nuestro canto: gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?