viernes, 17 de abril de 2015

RITUAL DE LIMPIEZA DE MALAS ENERGÍAS DE LA CASA.



Hoy os voy a dejar un ritual (limpio y blanco, como todo lo que yo hago) para dejar vuestra casa limpita de malas energías y llenarla de todo el amor y las cosas buenas que tiene que haber en un hogar, no es corto pero sí muy sencillito; consta de tres fases:



FASE Nº 1

- Encárgate de verificar que todas las ventanas y puertas exteriores estén totalmente cerradas.

- Coge un cubo de fregar y, mientras rezas una oración de alabanza (por ejemplo el "Magnificat" o el "Justo Juez") echa en el agua:

* Agua Bendita (lo mejor sería que el agua del cubo íntegra hubiese sido bendecida)
* Amoníaco
* Ruda en infusión (puede llevar las hierbas incluso)

- Coge un trapo blanco nuevo, mójalo y limpia todos los "bordes" de la casa (el perímetro, las esquinas de cada habitación y pasillos)

- Repite lo mismo pero con los "bordes" de ventanas y puertas (interiores y exteriores)

- Coge el agua sobrante del cubo y vete al fondo de la casa, lo más alejado de la entrada y friega cuidadosamente todo el suelo desde dentro hacia fuera siempre.

- Cuando estés fuera de la casa tira el agua sobrante y sucia y los trapos (si es en una corriente de agua, mejor) No deben de entrar en casa nunca más. Si puedes tirar incluso el cubo y la fregona, mejor. Si no quieres deshacerte de ellos, encárgate de que quede bien limpio y desinfectado  y que la suciedad se va por las tuberías abajo sin salpicar nada en tu casa. Esto es muy muy importante.



FASE Nº 2

- Coloca en la entrada de tu casa un vaso de agua y una bolsa de basura (no es por "magia" sino porque lo necesitarás después)

- Haz un sahumerio con:


* Ruda
* Laurel
* Romero

- Quema el sahumerio y, al igual que antes, desde el fondo hasta la entrada, pasando por todas las habitaciones y pasillos, con el sahumerio encendido en la mano; vete ahumando todo mientras pides de corazón a Dios que aleje de ti lo malo, que te mantenga siempre con Él. Puedes rezar, repetir una frase... lo que te salga del corazón. Personalmente, para limpiar, me gusta repetir "Dios conmigo, ¿Quién contra mí?"

- Al llegar a la entrada, apaga con el agua el sahumerio y mete todo (soporte también) en una bolsa de basura y tíralo.



FASE Nº 3

Vuelve a tu casa, abre todas las ventanas, sonríe, abrazaos entre toda la familia, decios lo mucho que os queréis y rezad juntos una oración de acción de gracias.


Os aseguro que es una limpieza altamente efecitva, sobre todo si se hace en luna menguante.

¿Lo hacéis y me contáis? ¿Vale?










No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?