lunes, 18 de noviembre de 2013

EL ARCÁNGEL MIGUEL


En esta ocasión quiero hablaros del arcángel Miguel dado que veo que muchas personas lo utilizan en rituales sin saber quién es y lo que es aún más desconcertante: lo utilizan sin creer ni haber creído nunca en la fe cristiana. ¿Qué sentido tiene? Ninguno, a mi parecer. El arcángel Miguel no es un hada de los deseos, no es un ser mágico, no es un ser con el que frivolizar.


 
Él es quién según el cristianismo, hará caer al maligno (no me atrevo ni a escribir su nombre) en el fin de los tiempos y quien nos acompaña en la muerte hasta el cielo y vela por nosotros en ese trance. ¿Os parece poco? también os diré que es el príncipe de la milicia celestial, que su nombre significa “Quien como Dios” y que Jesucristo tiene en él depositada su mayor confianza, por tanto no tiene sentido alguno que las personas no creyentes le recen una novena como quien pone una herradura de la suerte en una puerta. No mezcléis nunca rituales ni magias implicándolo a él, pues a él se le debe respeto máximo y muchísimo menos cobrar un “trabajo” que lo implique a él, porque con el NO PUEDE EXISTIR ÁNIMO DE LUCRO, si pedimos ayuda para alguien mediante su intercesión, lo haremos porque nos salga del corazón, pero NUNCA porque esté implícito dentro de un ritual. A nivel de “limpiezas” a personas que dicen tener un mal de ojo, un trabajo de magia negra, etc… les diré que basta con hacerle una novena, CON FE, creyendo que él es el único junto a Jesucristo, que puede vencer al mal.

No nos hacen falta velas de colores, ni oraciones extrañas, ni nada que no venga de la religión de la que es representante, SAN MIGUEL NO DEBE SER USADO EN BRUJERÍA JAMÁS, él está ahí para todos nosotros y sólo hay que pedirle con fe y por su puesto, SIN PAGAR NADA a la persona que dice que nos va a hacer “limpieza”, porque esto es ánimo de lucro y San Miguel no debe venderse, no debe sacarse riqueza de su don, de su entrega hacia nosotros. Hay muchas personas dedicadas al mundo esotérico que lo utilizan como quien tiene un trébol de 4 hojas, y esta no es la forma, debemos rendirle respeto, y rezarle siempre desde la humildad y con fe, y sobretodo nunca fuera del contexto cristiano porque está implícito en él.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido? ¿Algo que decir?