viernes, 26 de septiembre de 2014

ÍTACA

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca debes rogar que el viaje sea largo, lleno de peripecias, lleno de experiencias. No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes, ni la cólera del airado Poseidón. Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta si tu pensamiento es elevado, si una exquisita emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo. Los lestrigones y los cíclopes y el feroz Poseidón no podrán encontrarte si tú no los llevas ya dentro, en tu alma, si tu alma no los conjura ante ti. Debes rogar que el viaje sea largo, que sean muchos los días de verano; que te vean arribar con gozo, alegremente, a puertos que tú antes ignorabas. Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia, y comprar unas bellas mercancías: madreperlas, coral, ébano, y ámbar, y perfumes placenteros de mil clases. Acude a muchas ciudades del Egipto para aprender, y aprender de quienes saben. Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca: llegar allí, he aquí tu destino. Mas no hagas con prisas tu camino; mejor será que dure muchos años, y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla, rico de cuanto habrás ganado en el camino. No has de esperar que Ítaca te enriquezca: Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje. Sin ellas, jamás habrías partido; mas no tiene otra cosa que ofrecerte. Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado. Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia, sin duda sabrás ya qué significa Ítaca.

Konstantínos Kaváfis (1863 – 1933).


miércoles, 24 de septiembre de 2014

ASCO DE SOCIEDAD SUPERFICIAL



Creo que esta entrada va a ser breve... el asco que siento en el estómago no me permitirá escribir demasiado tiempo antes de vomitar la cantidad de estupidez y snobismo que llevo tragando durante mucho tiempo. Yo me bajo del mundo, que lo paren... no quiero seguir analizando conductas ni quejándome de esta infame masa de frívolos ególatras que me rodea.

Y vosotros diréis: ¿Pero qué le pasa hoy a ésta? Pues la verdad es que nada demasiado relevante si obviamos que desde que tengo uso de razón detesto la falsedad, la trivialidad, la vanidad y el desprecio a lo diferente; por lo que deduciréis que llevo bastante tiempo retorciéndome por dentro cada vez que conozco a alguien o que enciendo la televisión.

¿Pero qué pasa aquí? ¿Es que no queda nadie normal? En esta vida hay que ir de algo para poder criticar al que no va de eso, no va lo suficiente o... simplemente, no quiere ir de nada. Lo que se valora es la belleza, la juventud, la estética, la moda, los liftings y todo lo que se trate de fachada exterior. La generosidad, la ternura, la bondad, la inteligencia y la comprensión han pasado de moda. No se ven. No se valoran.

Y seguiréis pensando ¿Pero qué bicho le ha picado hoy a esta? Pues el detonante de todo ha sido un comentario en un blog, un comentario donde su autor se prodigaba en calificativos hirientes, insultos y adjetivos malsonantes hacia sus compañeros de trabajo por estar gorda una, por llevar unos pantalones anchos (parece que pasados de moda) el otro y por no maquillarse e ir a la peluquería la de más allá.

He pensado el reproduciros textualmente las palabras en este artículo pero me da hasta vergüenza ajena. Ajena y propia de sentir, sin posibilidad de evasión, que pertenezco a una sociedad enferma y podrida, en la que la maldad y la puerilidad llegan a nublar prácticamente todo lo valioso del género humano.


NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED



Hoy es el día de NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED: La Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes es una advocación mariana venerada por los católicos de la Bienaventurada Virgen María. Es equivalente también el nombre de Virgen de la Misericordia.

El origen de su devoción en España proviene de Cataluña, aunque ya está extendida por prácticamente todo el mundo, siendo patrona de Barcelona, de la República Dominicana y del ejército argentino. Por la parte que a mí me toca, diré que también es patrona de Corcubión, un precioso pueblo gallego en la provincia de A Coruña.

La advocación mariana de Nuestra Señora de la Merced se originó en España en el siglo XII. La Virgen se les apareció a tres hombres por separado la noche del 1 al 2 de agosto de 1218: Jaime I de Aragón, Pedro Nolasco y Raimundo de Peñafort, para pedirles que trabajaran para la salvación de los cristianos prisioneros de los moros. Así fue como decidieron, fundar una orden a la que llamaron los mercedarios, en honor a su merced, la Virgen María Madre de Dios, para la redención de los cautivos. De la mano de Pedro Nolasco se hizo formal el trabajo que él y sus compañeros ya estaban haciendo liberando y redimiendo esclavos. La espiritualidad de los mercedarios se fundamenta en Jesús, el liberador de la humanidad y en la Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre. Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora, por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora. Con ese título se la presentaban también a los esclavos, porque la Virgen de La Merced, les manifestaba su misericordia para atenderlos y liberarlos. 

"Merced" o "Merdeces" viene de misericordia... así que no dudéis en poner en sus manos vuestras dudas y penas, que serán atendidas.



ORACIÓN

Madre de la Merced, danos un corazón... que salte de alegría, que sepa compartir, que goce con los que gozan, que sufra con los que sufren, que entienda de audacia para “dar” con nuevos camin os, que sea experto en humanidad, que se prolongue hacia los últimos, que anuncie a Jesús de Nazaret, que esté a favor de los cautivos, que critique las injusticias, que se deje inflamar por el Espíritu, que tenga entrañas de misericordia, que escuche los problemas de las personas oprimidas y tenga un trato exquisito con ellas, que mire al interior del ser humano, que logre curar sus propias heridas, que sepa trabajar en grupo, que tenga detalles pequeños para hacerse grande, que sea libre para liberar. Madre, dánoslo para construir una sociedad más liberadora.

martes, 23 de septiembre de 2014

ES NECESARIO POSICIONARSE


Dios/diablo, bien/mal, luz/oscuridad... para todas las personas con intereses mínimamente espirituales, la disyuntiva está clara; es bastante obvio que desde que nacemos, se nos plantean situaciones, pensamientos y dudas en las que se hace necesario una posición... a base de decisiones individuales vamos conformando unos principios o forma de vida que nos hace únicos a base de nuestras elecciones.

Lo que pasa es que durante años, muchos de nosotros, aún conscientes de que esa dualidad existe y está clara, no analizamos una postura general en la vida: creemos en Dios o no, hacemos el bien pero también tenemos nuestras debilidades como humanos... incluso dejamos de lado el "Bien" y nos dedicamos un poco más a nosotros mismos y a cultivar nuestra satisfacción propia y nuestro ego.

¿Pero qué pasa si ahora te mandan posicionarte? Un 99% de nosotros, gracias a Dios, lo haremos del lado del bien, de la luz... del mismo Dios pero... ¿Obramos en consecuencia? ¿Llenamos nuestros días, actos y pensamientos de bondad, generosidad y pureza dejando de lado el egoísmo, la mentira y la maldad?

Este es el tercer paso, el de tomar la firme decisión de "militar" en un bando... no me refiero a estar a favor de ese lado, ni decantarse, sino servirlo de manera exclusiva al 100%.

Personalmente, hace una temporada que lo intento, trato de aplicar el "Bien" a cada gesto, palabra y pensamiento y por lo que veo, cuanto más "militas" y más te posicionas, más duros son los ataques del bando contrario, que te acecha en cada esquina, en cada paso y a cada minuto más inesperado. Esto me reafirma y aumenta mi fuerza y mi pasión para seguir del lado de la luz y sólo pido a Dios que me haga más inteligente para poder discernir mejor entre él y "los demás".

No te voy a preguntar de qué lado estás sino...

¿Para qué lado trabajas?


martes, 16 de septiembre de 2014

LAS REPETICIONES DEL NÚMERO 11:11





El número de personas cada vez mayor que están siendo incitados por los 1,111 Intermedios Secundarios tienden a buscar respuestas numerológicas o por significados específicos del número ‘1’ o múltiplos de él. En realidad, el número en si no tiene ningún significado – es solamente otro número – lo relevante es que es un llamado a despertar que te dirá más sobre ti mismo, que acerca de los Intermedios.



A – Eres genéticamente capaz de comunicarte con los 1,111 y los otros seres Celestiales si deseas hacer el esfuerzo.

B – Estás preparado para ser guiado – obtener información de aquellos quienes tienen coeficientes intelectuales que se mide en miles.

C – Eres justo cuando tratas con otros y útil a los 1,111.

D – Estás ‘ascendiendo’ en tu desarrollo espiritual.

E – Con frecuencia me han dicho que el grupo de los 1,111 pedirá tu ayuda en algún tiempo distante en el futuro, pero raramente me dan detalles específicos de alguien, excepto de mí mismo.

F – Un miembro de tu familia, recientemente fallecido, puede que haya solicitado ese contacto, ya que la rebelión de Lucifer finalmente ha sido adjudicada (1984).

G – Y lo que es más importante, tu Ajustador del Pensamiento (El Yo Espíritu o el Fragmento de Dios) desea que te involucres con los 1,111.

El mejor método de reunirte con los Intermedios sería el de la meditación en silencio.

La aparición del 11:11 siempre es un acto beneficioso de Intervención Divina. 

 Escrito por George Barnard 30/11/2009.

lunes, 1 de septiembre de 2014

TIRADA DE TAROT ANÁLISIS DE SENTIMIENTOS


En mi experiencia como tarotista me he dado cuenta de que la preocupación principal en cuestiones sentimentales suele ser el "qué siente" más que el propio "qué pasará"

Sabiendo lo que hay por la otra parte, teniendo claro a qué podemos aspirar y a qué no, podremos enfocar o descartar una posible relación y no perder el tiempo.

Por eso me he decidido a hacer esta oferta temporal, para que los que simplemente tengáis este tipo de dudas, que estéis dudando o no veáis claro el interés de la otra parte, aclaréis el camino.

Por 5 € descubre a qué atenerte y no des más vueltas.



OPCIONES DE CONSULTA